Gobernanza ConSentido Público 2018. Derechos de autor

 

Voces del Territorio, Victor Hugo Portilla

Víctor Hugo Portilla, es el mayor de tres hermanos, estudió  Licenciatura en Filosofía y Letras en la universidad de Nariño, hoy trabaja en el sistema Sisbén del municipio de Linares. 

 

Con 27 años, este joven nariñese, espera terminar una investigación enfocada en la oralidad del municipio de Linares. Quiere recoger, a través de las historias que cuenten los abuelos del pueblo, cómo fue el encuentro de los europeos con los indígenas que habitaban el municipio. “antes de la llegada de los españoles, los indios estaban organizados, creo que no eran consientes de lo que estaba pasando, como linareños, es importante conocer nuestra historia, pues de ahí vienen nuestras raíces” 

Afirma que en el estudio sobre oralidad, quiere incluir el fenómeno de los apodos, pues cuenta que dentro de lo que ha investigado, encontró que dicha práctica nació con el propósito de acortar las palabras, “este pueblo se caracteriza por ser burlón, acá todo el mundo tiene apodo, la mayoría de habitantes no somos conocidos por el nombre, sino por cómo nos dicen” en su casa, el trabajo y los amigos lo llaman el mono, salió bien librado, pues entre risas comenta que tiene un amigo al que le dicen cuy y de ahí en adelante puede encontrarse uno con todo un zoológico. 

Gracias a su papá, Hugo Portilla, un docente jubilado que al parecer le abrió el camino para que recorrieran los mismos pasos, conoció la filosofía. Durante su infancia era común ver a los primos reunidos en la sala de su casa, escuchando las historias que don Hugo relataba de manera apasionada sobre la mitología griega, la odisea, la vida de Carlos Magno y hasta Jesuscristo, los motivaba a leer y como premio les regalaba balones o algunos pesos.

Cuando decidió que quería estudiar Licenciatura en Filosofía y Letras, - como su papá- , Yenni, su  mamá, se preocupó porque quería que estudiara algo con mayores posibilidades laborales como Derecho, sin embargo, su paso por la universidad de Nariño le dio bases fundamentales para su estilo de vida, no tiene celular, no le interesa la tecnología, “cuando uno estudia filosofía se da cuenta lo que hace la sociedad de consumo, hay cosas más importantes que estar pendientes de un celular, prefiero hacer reflexiones sobre mí mismo. La libertad es un concepto filosófico, ¿qué son el tiempo, la distancia y la libertad?”. 

En agosto de 2017, terminó materias  en la universidad y regresó a Linares, por esa época había una vacante en el Punto Vive Digital del municipio y entró a trabajar como una suerte de administrador del lugar. Dentro de los visitantes más frecuentes, estaban los niños de la escuela, por lo que se le ocurrió la idea de presentarle un proyecto al Alcalde: el concurso de cuentos Vive Digital, con el objetivo de promover la lectura y escritura entre los niños. Contó con el aval de la alcaldía y se dedicó a dictar clases sobre literatura y algunos géneros como cuento, novela y mito. Participaron 123 niños, de 6 veredas, fueron clasificados por categorías, se escogieron a tres ganadores que recibieron el reconocimiento de un futuro prometedor en la escritura, además de bicicletas y balones. Lamenta que no existan espacios donde niños y jóvenes puedan desarrollar otro tipo de capacidades, pues muchos no terminan el colegio o si lo hacen, no piensan en ir a la universidad. “linares es un pueblo trabajador, pero hay un fenómeno de deserción escolar, porque los jóvenes trabajan, reciben su plata, y no les interesa estudiar más.” 

Victor, participa en el diplomado, “Gobernanza Territorial y Construcción de Paz”, afirma que en este espacio, liderado por La Delegación de la Unión Europea en Colombia, La Federación Colombiana de Municipios, El Fondo de Población de Naciones Unidas y la Fundación Suyusaama, en Nariño,  ha encontrado una mirada diferente sobre su relación con el territorio, “yo no sabía nada de la gestión pública, es un tema muy amplio, la comunidad necesita informarse para ser crítica y conocer sus derechos y deberas. Uno nunca habla de temas como gobernanza, gobernabilidad, planeación, es información muy interesante, una de las sesiones que más me gustó fue  la de resolución de conflictos, eso sí que lo necesitamos, hoy vivimos en medio de una falta de humanidad, es una especie de egoísmo que no nos deja pensar en el otro” 

 

Se despide en medio de frases de Bauman, el filósofo Polaco, mientras enumera una lista de lecturas que son una especie de mantra,  en el que se encuentran   autores como Galeano, Nietzsche y Sábato. Dentro de sus deseos, está ver al gobierno relacionado de una manera más pragmática con los campesinos, con una asistencia técnica más aterrizada, “que no se nos olvide que gracias a ellos comemos”, también espera  finalizar  su investigación en el mes de octubre, que se se verá plasmada en un libro llamado: “Linares territorio narrado”.  

 

Email