Gobernanza ConSentido Público 2018. Derechos de autor

 

121 familias en el departamento del Meta, le apuestan a la conservación ambiental y desarrollo productivo con cultivos de lulo y aguacate

Uno de los propósitos de Gobernanza Territorial ConSentido Público, iniciativa liderada por la Delegación de la Unión Europea en Colombia, El Fondo de Población de las Naciones Unidas -UNFPA-, La Federación Colombiana de Municipios y socios regionales en los departamentos de Nariño y Meta, es apoyar la formulación y estructuración de un proyecto de carácter regional en los municipios focalizados, además de acompañar el proceso de búsqueda de fuentes de financiación.

 

Así fue el proceso en el Meta

 Después de varios encuentros, donde las administraciones locales y miembros de la sociedad cilvil de los municipios de Lejanías, El Castillo, El Dorado, Mesetas y El Calvario, participaron en los espacios de análisis, se concluyó de manera colectiva que el proyecto de impacto regional debía estar directamente relacionado con el “fortalecimiento de la producción agrícola con un enfoque ambientalmente sostenible”. Esta propuesta consiste en que cada participante del proyecto delimite un área de su parcela para que sea restaurada de forma natural y, como contraprestación, será acompañado en el desarrollo un proyecto productivo agrícola.

 Recorriendo el Territorio

Al tener definido el propósito del proyecto, durante el mes de febrero de 2018, el equipo técnico recorrió los cinco municipios, en donde identificó las siguientes problemáticas comunes:

 

  • Producción agrícola con bajos estándares de calidad.
  • Insuficiente asistencia técnica para que el sector agropecuario sea competitivo en el mercado nacional e internacional.
  • Sistemas productivos agropecuarios perjudiciales para el medio ambiente (contaminación de fuentes hídricas y disposición final de residuos sólidos).
  • Intervención en fronteras agropecuarias de las zonas de preservación y Parques Naturales
  • Bajos ingresos para los medianos y pequeños productores agropecuarios por canales de comercialización indirectos.

 

Posterior a la identificación de las problemáticas, un equipo conformado por 20 personas de la región, realizó un diagnóstico preliminar, en el que visitaron un total de 444 predios, actividad que les permitió levantar una caracterización socio económica de la población, cultivos predominantes, así como conocer elementos relevantes para el desarrollo del proyecto, como las vías de acceso, áreas de conservación, buenas prácticas agrícolas, entre otras. Con la caracterización, El Calvario contará con la participación de 25 familias y los demás municipios con 24 familias, cada uno.

 

Al contar con la información que recogieron los técnicos, la fase 3 de este proceso, se centró en realizar  un diagnóstico completo, que permitió enrutar el proyecto con tres objetivos clave:

 

  • Dinamizar y fortalecer la producción agrícola de los municipios de El Calvario, El Castillo, El Dorado, Lejanías y Mesetas.
  • Mejorar los ingresos de los agricultores.
  • Conservar ecosistemas naturales a partir de la preservación y/o restauración.

 

Teniendo en cuenta que El Calvario es un municipio con unas características geográficas diferentes, frente a los demás, se tomó la decisión de implementar el cultivo de lulo en este municipio y en Lejanías, Mesetas, El Castillo y El Dorado, se promoverá la producción de aguacate.

 

Al mismo tiempo, los acuerdos de conservación a los que se comprometerán los participantes del proyecto, incluyen el uso racional de plaguicidas que sean admitidos por la agricultura limpia (categorías III Y IV de banda azul y verde) en los cultivos, la garantía de mano de obra y ser responsables con el medio ambiente; para Jhon Hernández, ingeniero agrícola, líder de desarrollo del proyecto en el departamento del Meta, estos componentes productivos y de conservación, son una fórmula que garantiza la sostenibilidad del proyecto mismo, “antes, se formulaban proyectos orientados solamente en la producción y no se pensaba en el impacto ambiental que esto podía generar. Actualmente, existe un mayor conocimiento y compromiso frente al manejo de la tierra, sabemos que es muy importante implementar buenas prácticas agrícolas para disminuir el impacto y ayudar a su preservación.” Por su parte, Eliecer Urrea, alcalde de El Castillo, afirma que su administración está presta a acompañar esta iniciativa “desde esta administración celebramos que apoyen a nuestros campesinos, pues el aguacate es un producto característico del Alto Ariari, los agricultores lo saben y esperan poder llegar un día a exportar este producto tan apetecido en países como Estados Unidos y Japón”. 

 

Además, para garantizar las sostenibilidad y el éxito del proyecto, dentro de la estructuración se contempla el trabajo asociativo entre productores para mayor competitividad en el mercado y asistencia técnica hasta la estabilización de la cosecha, -3 años para aguacate -y año y medio para el cultivo de lulo-, la cual va acompañada de capacitaciones y escuelas de campo en las cuales los productores aprenderán prácticas adecuadas de manejo del cultivo y fortalecimiento de capacidades.

 

Finalmente, el  30 de junio, se entregarán los proyectos estructurados, para que los municipios los puedan presentar a las diferentes fuentes de financiación, frente a lo que los profesionales de gestión de proyectos de Gobernanza Territorial ConSentido Público, realizarán el respectivo acompañamiento durante tres meses.

Email