Gobernanza ConSentido Público 2018. Derechos de autor

 

Transformar nuestras relaciones para la construcción de paz y la Gobernanza

 

 

 

Por: Daniel Fernando Jaramillo del Río

 

Para transitar de la violencia a la paz es necesario realizar profundos cambios sociales que van desde cuestiones macro-políticas como el cese de las actividades bélicas entre distintos grupos armados, hasta cuestiones micro-políticas como la transformación de las relaciones sociales en escenarios cotidianos, pasando por la generación de nuevas maneras de gobernar y de tomar decisiones colectivas y por el establecimiento de modelos de desarrollo que respondan a los intereses y necesidades de distintos grupos humanos, entre algunas relevantes. En esencia, construir paz en un país como Colombia implica combatir las múltiples expresiones de violencia que interiorizamos a partir de décadas de conflicto armado, considerando tanto manifestaciones explícitas de la violencia como la guerra y el despojo como manifestaciones más soterradas como la desigualdad social, la exclusión, la pobreza y las distintas formas de  invalidación de la diferencia humana materializadas en discursos y prácticas sociales de opresión.

Este enorme cambio cultural implica el involucramiento de la mayor cantidad posible de actores, desde el entendido de que la paz la construye cada colombiano y de que en este complejo proceso todo esfuerzo suma. Sin embargo, para que esto ocurra de forma sinérgica se requiere desarrollar sistemas de coordinación social que contribuyan a multiplicar esfuerzos que se vean traducidos en una reconstrucción efectiva del tejido social. Para ello, es necesario contar con una agenda social pactada a varias décadas a partir de la cual se terminen de resolver los asuntos que originaron el conflicto, se reconstruya lo que la violencia dañó y se reconcilie una sociedad que ha estado dividida por años. Este pacto implica como elemento fundamental la construcción de un propósito común libre de violencia, así como de una visión de futuro en la que distintos actores nos podamos imaginar en una red de relaciones que nos permita caminar en una misma dirección, o cuando menos en distintas direcciones de manera coordinada.

Toda esta transformación implica el reto de aprender nuevas maneras de relacionarnos a partir de las cuales podamos construir modelos de liderazgo político/comunitario sensibles a diversas necesidades humanas y promover procesos efectivos de diálogo entre actores del sector público, del sector productivo y de la sociedad civil en general. Estos modos de relacionamiento son característicos de la gobernanza, la cual responde a la toma de decisiones colectivas a partir de la participación efectiva y de la generación de consensos. Entendiéndola de esta forma, la gobernanza puede aportar numerosas claves para la construcción de paz en un país como Colombia, en el que la historia de la violencia se puede entender en gran medida en función de la concentración del poder en el nivel central.   

Considerando la transformación de relaciones como un imperativo para la construcción de paz y para el fortalecimiento de la gobernanza, resulta esencial que como sociedad desarrollemos alternativas que hagan viable este proceso. Por esto el proyecto Gobernanza Territorial ConSentido Públicose ha propuesto el desarrollo de metodologías específicas para el fortalecimiento de las capacidades relacionales, haciendo énfasis en su utilización en escenarios de gestión pública y en la cristalización de conocimientos que permitan ser aplicados en distintos escenarios sociopolíticos del país. Para ello, el proyecto entiende que las capacidades relacionales son aquellos recursos interpersonales que facilitan la colaboración, el diálogo social y el bienestar colectivo, tales como la capacidad de: sentir con otros, construir visiones compartidas, comunicar ideas y sentimientos de manera efectiva y no violenta,  desplegar la inteligencia colectiva y manifestar comportamientos de ayuda y cuidado mutuo, entre otros.

Para lograr esto, el proyecto parte de la idea de que las capacidades relacionales son innatas a los seres humanos en tanto seres gregarios con capacidad de cooperar con otros. En este sentido no se aprehenden o se enseñan sino que se activan y se fortalecen. Por ello las metodologías utilizadas parten de un abordaje centrado en la gestión del conocimiento, a partir del cual se promueven experiencias y procesos de reflexión para fortalecer los recursos de las personas e interpelar aquellas prácticas y comportamientos que son usuales en ellas pero que no resultan útiles a sus objetivos vitales.

El abordaje realizado rescata la experiencia previa de las personas y parte de los contextos sociales en los que estas se desempeñan y de los problemas que enfrentan en la cotidianidad, para que desde allí sean ellas mismas quienes encuentren las soluciones que más se ajustan a las condiciones que viven. En consecuencia, se entiende que las capacidades relacionales no se fortalecen a partir de “clases” organizadas desde esquemas tradicionales conformados por profesores y alumnos, sino a partir de espacios experienciales conformados por participantes y facilitadores de procesos de cambio. En coherencia con esto, el modelo de facilitación privilegia lo práctico frente a lo teórico y promueve la construcción de relaciones horizontales como medio para modelar vínculos sociales proclives a la construcción de paz y a la gobernanza. 

 En síntesis, la metodología utilizada propone experiencias concretas que se analizan a la luz de vivencias previas de los participantes y de conceptos e ideas introducidas por los facilitadores. A partir de este proceso se promueve que con fundamento en las reflexiones realizadas se introduzcan nuevas prácticas y formas de relación en la cotidianidad de los participantes.

Reconociendo la gran complejidad de los cambios requeridos para solidificar la paz y la gobernanza en Colombia, el proyecto se propone ser una semilla cuya cosecha pueda ser aprovechada en múltiples regiones del país, sirviendo de laboratorio para desarrollar estrategias e iniciativas que a futuro se conviertan en nuevas alternativas para despertar lo mejor de la sociedad colombiana. Esa es una de las apuestas e invitaciones de Gobernanza Territorial ConSentido Público.    

 

 

Email