Gobernanza ConSentido Público 2018. Derechos de autor

 

John Rivas, el líder juvenil que trabaja por la paz en el Meta

 

 

John Stivenson Rivas, tiene 21 años y desde los 16 está hablando de metodologías para la paz.

 

Vive en la Inspección de Pueblo Sánchez en el municipio El dorado, en el departamento del Meta. Nació en Bogotá y casi de inmediato se fue a vivir con sus abuelos maternos, doña Ana y don Gilberto, al municipio de Rocesvalles, al sur occidente del departamento del Tolima. Hasta que en el 2002, una toma guerrillera por cuenta de las FARC, los hizo huir del hostigamiento e instalarse en Boyacá, después buscaron nuevos rumbos en los Llanos Orientales.  A su corta edad, puede atribuirse varias acciones, en donde su liderazgo lo ha hecho merecedor del reconocimiento de varias iniciativas, cómo la Red Nacional de Jóvenes por la paz, liderada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- 

Su voz se empezó a escuchar cuando cursaba noveno de bachillerato y encabezó un paro de nueve días, donde los alumnos exigían que su institución educativa garantizara un mayor número de profesores, pues los pocos que habían no daban a basto, y estaban recibiendo una educación a medias. Con la participación de 250 estudiantes, que acamparon a la entrada del colegio, y una campaña en los medios de comunicación, probó su primera victoria de movilización estudiantil, la Secretaría de Educación les asignó los tres profesores que hacían falta.

Desde la de la expedición de la ley 1622 de 2013, de Ciudadanía Juvenil, que brinda a la juventud colombiana, una serie de herramientas para impulsar el debate en torno a la formulación de políticas, planes y programas, que impacten a todos aquellos que están entre los 14 y 28 años, John hace parte de la plataforma de jóvenes en el departamento del Meta. Durante tres meses, participó en un Voluntariado de Paz, de formación a formadores, liderado por el PNUD, después de la capacitación, John hizo parte de un grupo de 30 jóvenes que recorrieron 11 municipios del departamento del Meta, en el marco del movimiento “Nuestra Meta es la Paz”, que tuvo como objetivo, socializar entre los jóvenes del territorio, metodología para la paz, de esta experiencia reconoce que es un reto convocar a la juventud “trabajar con jóvenes es lo mas difícil, a muchos les da pereza participar.” su correría por lo municipios, le dejó un inmenso conocimiento, grandes amigos y el reconocimiento de ser seleccionado como una de los casos de éxito, donde 30 jóvenes contaron su experiencia en los territorios en febrero de 2017, en las instalaciones del PNUD en Bogotá, además, participó en la consulta por la resolución 2250 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Con la visión de liderazgo, y las ganas de trabajar por su comunidad, a los 18 años decidió lanzarse al Concejo Municipal de El Dorado, con el lema “La juventud del dorado pensando en la gente”, recorrió su municipio durante cuatro meses, hizo parte de los 40 candidatos que querían ocupar un lugar entre los siete que ofrece el Concejo, aunque no ganó, asegura que este primer ejercicio de aproximación a la política, fue una experiencia enriquecedora y no descarta volver a lanzarse en un futuro, “Entendí que puedo trabajar desde cierta posición, para aportar a las necesidades de mi comunidad”.

John es tal vez uno de los participantes más jóvenes de Gobernanza Territorial ConSentido Público, una iniciativa de la Delegación de la Unión Europea, la Federación Colombiana de Municipios, y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que desde el año 2017, busca promover un nuevo relacionamiento entre los diferentes actores del territorio, que permita construir acuerdos en los procesos de gestión pública para la sostenibilidad y la construcción de paz. El proyecto se ubica en 5 municipios del departamento del Meta (El Dorado, Lejanías, Mesetas, El Castillo, El Calvario), con la participación de CORDEPAZ como socio regional y cuatro en Nariño (Consacá, Linares, Ancuya y Sandoná) con el apoyo de la Fundación Suyusama. Afirma que hacer parte de la revisión y ajuste del Esquema de Ordenamiento Territorial  como representante de la sociedad civil, es un gran paso importante para construir el territorio, “me siento como en la universidad, ¿quiénes mejor que nosotros, que conocemos las necesidades de nuestro municipio para trabajar en su ordenamiento?. el proyecto hubiese podido contratar expertos en el tema, llegar y decirnos, así van a vivir en los próximos años, pero prefirió involucrarnos a todos. De la mano de CORDEPAZ hemos avanzado, le doy gracias a Andrea Lemus por vincularme en este espacio.”

Este líder juvenil, terminó el colegio y el siguiente paso es la Escuela de Derecho, a la que espera ingresar en el 2019, mientras tanto trabaja en su otra pasión: la cocina. Para su familia muchas cosas importantes giran al rededor de la buena mesa, la lechona que preparan es su casa es famosa en la región, la venden cada 15 días, entones se le vienen ideas a la cabeza sobre crear una microempresa, independiente del destino que escoja John, es evidente que llegó al territorio para trabajar por él, promover la paz y la participación entre los jóvenes de la región.

 

Email