Gobernanza ConSentido Público 2018. Derechos de autor

 

5 MUNICIPIOS DEL META SE CAPACITARON EN MANEJO DE CONFLICTOS

 Por: Rafael Grasa Hernández 

 

Del 31 de julio al 4 de agosto de 2018 se realizó el módulo 3 del Diplomado “Gobernanza Territorial y Construcción de Paz”, liderado por el experto en resolución de conflictos Rafael Grasa en los municipios de Mesetas, El Dorado, Lejanías, El Castillo y El Calvario en el departamento del Meta.

El módulo era el segundo de “Manejo de conflictos y construcción de paz” , y estuvo dedicado a cómo intervenir en los conflictos, en particular mediante herramientas que permitan la negociación. El primero, celebrado en febrero en el caso del Meta, se había dedicado a cómo analizar los conflictos. 

En las jornadas, Rafael Grasa,  expuso los siguientes mensajes, sobre el análisis de conflictos: 

  1. Conflicto no es sinónimo de violencia directa. Y además hay diferentes formas de violencia a considerar: la directa, visible; la de las estructuras, fundamentada en injusticias, asimetrías, desigualdades; y la simbólica o cultura, que legitima las formas de dominación y, sobre todo, el recurso a la violencia directa.
  2. El conflicto, entendido como disputa o antagonismo entre partes que creen tener objetivos incompatibles sobre algo o alguien, es algo inevitable. Está ahí y nos acompañará siempre, puesto que al ser seres sociales que vivimos junto a otros, inevitablemente chocamos y confrontamos.
  3. El conflicto es inevitable, lo único que se puede, y debe, evitar, son las conductas de extrema polarización y las conductas violentas. Y además es dinámico, cíclico.
  4. No se debe intervenir sin antes analizar, excepto para “separar partes” o impedir escalada.
  5. Para analizar, debemos fragmentar los vértices de un triángulo que conforman los actores, primarios y secundarios (o sea, los directamente implicados en una puga o disputa; y aquéllos que, por razones diferentes, tienen interés en que escale y continué o en que entre en vías de manejo, solución y transformación), los problemas o motivos de incompatibilidad (es decir, la o las razones de la disputa); y, finalmente, las conductas de los actores, el único vértice donde en ocasiones puede aparecer la violencia directa.
  6. Como el conflicto es dinámico, un proceso siempre cambiante, conviene analizar sus tres componentes o vértices en diferentes momentos.
  7. En suma, lo más importante para entender un conflicto y lo más peligroso en caso de que escale, es lo que no se ve a simple vista. Vemos conductas y debemos entender problemas o motivos e intereses/posiciones (lo que dicen) e intereses (lo que quieren realmente obtener) y necesidades (aquello a que no pueden renunciar, sus líneas rojas)

La sesión se centró, tras el recordatorio y la recuperación de los conflictos del municipio o subregión elegidos para analizar e intervenir, en la intervención, en el manejo de los conflictos, en particular en el papel de la negociación.

 Iniciaron proyectando un video en el que se solicitó a los estudiantes identificar movimientos de personas, visualización de actividades, percepciones individuales y colectivas, que les permitió comprobar que la percepción de la realidad, pese a la creencia de que es objetiva y semejante para todos, no lo es en realidad. Ello permitió centrase en el papel de las percepciones. Preguntándose sobre cómo se construyen las percepciones, identificamos 4 fuentes que explican cómo subjetivamente se construyen: a) la cultura (creencias y valores), diferentes a nivel individual y grupal; b) las experiencias vitales (personales y cambiantes); c) la información externa de qué disponemos; y d) la interpretación selectiva de los hechos observados.

 Constataron, que Las percepciones, , son cruciales para planificar cómo intervenir en un conflicto, puesto que un conflicto es un desacuerdo percibido como incompatibilidad entre dos o más actores interdependientes, es decir que con relaciones regulares entre ellos, que actúan y se comportan en función de esas incompatibilidades percibidas. Por consiguiente, averiguar las posiciones de las partes, así como sus intereses y necesidades  compatibles e incompatibles resulta crucial

 Por tanto, el principio básico de la intervención en un conflicto es distinguir entre posiciones, en general manifestada como polarizadas e incompatibles, intereses y necesidades. Se dijo concretamente que se pueden definir operativamente así:

 

POSICIONES:

  • Lo que las partes reclaman, exigen.
  • Lo que dicen que quieren obtener.
  • Resultados en los que insisten

INTERESES:

  • Motivaciones de las partes
  • Las razones por la cuales quieren lo que reclaman
  • Preocupaciones temores.

NECESIDADES:

  • Lo que las partes no pueden dejar de obtener
  • Razones básicas y fundamentales
  • Por ejemplo: supervivencia, reconocimiento, seguridad, identidad, pertenencia, control de sus vidas.

 

NEGOCIACIÓN

Negociar consistirá precisamente en dejar de lado las posiciones, fuertemente incompatibles, y trabajar los intereses y necesidades para encontrar compatibilidades, situaciones de gana-gana.

Lo que dificulta normalmente  los procesos de negociación son problemas de comunicación. Por eso trabajaron, a partir de los axiomas de la comunicación humana de la escuela de Palo Alto (empezando por el primero, es imposible no comunicar), los diferentes canales de la comunicación. Identificamos cuatro: 1) canal verbal (transmite el qué) y se basa en  palabras y lenguaje oral; 2) canal no verbal (transmite cómo),  y se basa en acciones y gestos; 3) el canal para-verbal (transmite el cómo), se basa en el manejo de las expresiones mediante la voz, la entonación y el volumen; y 4) el canal contextual (transmite cuándo y dónde), es decir nos recuerda que un tiempo y un  espacio los responsables de dar también significado a las palabras.

Con el propósito de ejercitar técnicas de manejo del conflicto, los asistentes realizaron una dinámica negociadora, centrada en obtener en un contexto con muchas limitantes y construcciones una naranja. Dos personas negocian la solución de un conflicto donde la naranja es la fuente de salvación de la vida de las familias de los participantes, cada uno lee las instrucciones y luego proceden a interactuar por medio del dialogo, intercambio de conceptos, de pensamientos, de necesidades, interlocución entre los participantes. En la negociación deben comprobar que no hay incompatibilidad, porque una persona necesita la pulpa o carne para hacer un jugo, y otra la cáscara o piel para preparar una medicina.

 Se inició la negociación, donde cada uno expuso sus puntos de vista, llegando a la solución del conflicto por intermedio del diálogo y conociendo, las dificultades, necesidades e intereses individuales. El resto de participantes fungieron como observadores y describieron  la actividad de los negociadores, resaltando los puntos fundamentales al iniciar la negociación, como:

  • Se pensaba que la necesidad era la misma.
  • Las posiciones eran de enfrentamiento entre los participantes por la necesidad de sobrevivir.
  • Es fundamental en una negociación saber qué se quiere.

Todo ello, junto con otras dinámicas, nos permitió concretar algunos mensajes clave para negociar de manera eficaz a partir de intereses. En concreto, debemos saber:

  • cuáles son nuestros intereses
  • cuáles son los intereses de las otras personas
  • distinguir las posiciones, lo que decimos, de lo que realmente queremos (interés) y de lo que imperiosamente necesitamos (necesidad)
  • separar personas de problemas, para poder ser duro con el problema y suave con las personas.
  • enfocarse en los intereses y no en posiciones
  • generar opciones antes de tomar decisiones.
  • Y usar criterios objetivos legítimos para persuadir

Con el Diplomado, Gobernanza Territorial y Construcción de Paz, el proyecto avanza  con la estrategia  2 , propuesta  en el marco del  Programa de Fortalecimiento de Capacidades, en la que  256 participantes, entre representantes de la Sociedad Civil y Administraciones Locales, de 5 municipios del Meta y 4 de Nariño – Ancuya, Linares, Sandoná y Consacá, se capacitarán  en temas cómo: mecanismos de participación, Transparencia, Gestión de Proyectos y Resolución de Conflictos.  

Gobernanza Territorial ConSentido Público, es una iniciativa financiada por la Delegación de la Unión Europea en Colombia, en la que participan la Federación Colombiana de Municipios, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y socios regionales en Nariño -Fundación Suyusama- y Meta –CORDEPAZ.

 

 

 

 

 

 

Email